Agenda de Equidad y Justicia

En esta Agenda de Equidad y Justicia, enviada por el presidente Elam a la comunidad universitaria el 29 de marzo, se resume una serie de iniciativas que respaldan la meta que tiene la Universidad de establecer y mantener un entorno educativo en el que todos los estudiantes, personal y profesorado se sientan incluidos y valorados, y en el que puedan encajar, progresar y sobresalir.

Introducción

Con las reacciones y protestas a nivel mundial suscitadas el año pasado por la trágica muerte de George Floyd, el subsiguiente crecimiento del movimiento Black Lives Matter (en español, “Las vidas de los negros importan”) y el inicio de la pandemia global del COVID-19 que ha servido para exacerbar aún más la división racial, el país, en su conjunto, se ha visto forzado a revaluar sus prácticas raciales y la hostilidad que, históricamente, ha mostrado hacia los afroamericanos. Asimismo, el alza de la violencia contra los asiáticos en Atlanta y el resto del país, así como el antisemitismo y el nacionalismo blanco manifestado en el intento de golpe del 6 de enero en el edificio del Capitolio, han demostrado las profundas fisuras presentes el día de hoy en la sociedad estadounidense. Como resultado de ello, no ha habido quizás un momento más crítico para que Occidental examine temas de justicia y equidad y aborde las injusticas que puedan existir en nuestra propia comunidad y fuera de ella. A medida que salimos de la crisis del coronavirus y con la mira puesta en el futuro de la Universidad, nuestra capacidad para lograr y mantener la excelencia académica dependerá de que aceptemos con los brazos abiertos la diversidad de todo tipo y establezcamos un entorno académico propicio para el éxito de todos y cada uno de nuestros estudiantes, al margen de su procedencia, sus creencias y el modo en que deciden identificarse.

Es cierto que la equidad y la justicia han sido primordiales en la misión oficial de Oxy durante más de 40 años y que han sido importantes elementos de la historia de la Universidad desde mucho antes. Aun así, al igual que tantas otras instituciones estadounidenses, la historia de Occidental en torno a asuntos de justicia racial es compleja, ya que no siempre hemos estado de parte del fomento de la igualdad. Es importante reconocer esta historia al tratar de hacer de Occidental no solo un líder nacional en la enseñanza de las artes liberales, sino también un lugar más justo y equitativo. Deseamos que Occidental sea un lugar en el que se formen estudiantes que puedan cambiar el mundo, y lo cambiarán, de innumerables maneras; que se comprometan a actuar como ciudadanos globales preocupados e implicados; y que sepan asumir las diferencias y entender la diversidad en todas sus dimensiones.

Muchos de ustedes, tanto en el campus como fuera de él, han trabajado diligentemente para la equidad y la justicia. Algunos de nuestros exalumnos, quienes, como estudiantes durante los años sesenta, instaron a la Universidad a diversificar su cuerpo estudiantil, profesorado y currículo, se sienten merecidamente orgullosos del papel de pioneros que desempeñaron. Debe observarse que la tradición en defensa de estos valores ha continuado. En fechas recientes, a través de la acción conjunta de muchos, hemos dado varios pasos importantes, incluida la categoría de departamento, nuevos puestos en el profesorado y una cátedra para Estudios Afroamericanos. Esperamos tener ya a bordo para este verano a nuestro nuevo vicepresidente de equidad y justicia/director de diversidad (conocido por las siglas VPEJ/CDO). No obstante, aún queda trabajo por hacer si queremos que la Universidad encarne su misión y la ponga en práctica.

Dada la urgencia del momento y la crucial importancia que tienen la equidad y la justicia en la misión de Oxy, tenemos una responsabilidad especial para afrontar estos temas. Hacemos esto con el compromiso no solo de fortalecer la Universidad sino también con la firme creencia de que esta agenda y su implementación pueden tener un efecto aún más amplio. Al integrar la excelencia en la docencia y el aprendizaje con un plan para alcanzar la equidad y la justicia, seremos un ejemplo de una dinámica educación en artes liberales que une de un modo productivo el entendimiento empático, la práctica social y el pensamiento crítico.

“Una Agenda de Equidad y Justicia”

Al contar con el apoyo de la Junta Directiva, la implementación de esta Agenda de Equidad y Justicia será una prioridad para la Universidad.

Este documento es, deliberadamente, un ente vivo y de índole aspiracional. No tiene la intención de proscribir ni de ser definitivo, sino de seguir evolucionando. Las soluciones efectivas requerirán el esfuerzo colectivo de toda nuestra comunidad. Los marcos temporales variarán. En ciertas áreas ya han dado comienzo los planes iniciales. En otras, la puesta en práctica será más compleja o podrá requerir un mayor diálogo y un consenso más amplio. Claramente, ciertos elementos clave de esta agenda requerirán un apoyo económico adicional. Parte de estos fondos tendrán que provenir de nuestro presupuesto actual, y habrá proyectos que tendrán que designarse prioridades presupuestarias. Otros requerirán campañas de recaudación de fondos. Por este motivo, crearemos y anunciaremos una iniciativa de recaudación de fondos en favor de la Equidad y la Justicia como parte de The Oxy Campaign For Good (La campaña de Oxy por el bien).

La labor inicial en esta Agenda de Equidad y Justicia se coordinará a través de los dos asistentes especiales del presidente sobre Equidad y Justicia, Jacob Sargent y Chris Arguedas, encargados de dirigir este documento en su fase inicial y de evaluar las iniciativas de Equidad y Justicia que ya están en marcha en el campus. Más adelante, el liderazgo de este proyecto recaerá en nuestro VPEJ/CDO. Aun así, deseo recalcar que esta labor no será la de una sola persona ni la de un grupo sino la de la comunidad universitaria en su conjunto.

Este documento nos llevará a un Plan Estratégico de Equidad y Justicia que será un componente esencial de la próxima iniciativa de planificación estratégica general para la Universidad y ayudará a guiar la labor del VPEJ/CDO. Por consiguiente, esta agenda se propone identificar aquellos “elementos de acción” sobre los que la Universidad puede adoptar medidas definitivas y, posiblemente, inmediatas. Actuaremos de un modo estratégico y expeditivo para crear y mantener en Occidental condiciones en las que todos los estudiantes, personal y miembros del profesorado se sientan incluidos, en las que noten que sus intereses se valoran y en las que sepan que forman parte de nuestra institución.

¿Por qué “Equidad y Justicia”? Hacia una definición compartida

Con el fin de trabajar colectivamente en esta Agenda tenemos que compartir un lenguaje común, de modo que haya un entendimiento mutuo acerca de lo que esperamos lograr.

La equidad, en este contexto, hace referencia fundamentalmente a doctrinas de imparcialidad, y también implica reconocer que no todos empezamos en igualdad de condiciones. Es preciso que utilicemos estrategias efectivas y personalizadas para prestar apoyo a personas y grupos con el fin de que puedan triunfar y florecer en nuestras comunidades, tanto la comunidad académica como la social.

En consecuencia, lograr la equidad aquí, en Occidental, requiere más que la mera creación de un cuerpo estudiantil diverso, la contratación de más personal docente de color o la garantía de oportunidades y acceso justos y equitativos. Más bien, llevar a efecto la equidad requiere una consideración activa y firme de los recursos necesarios para la mitigación de los retos, presiones y problemas que afrontan los grupos infrarrepresentados o con recursos insuficientes. También significa reconocer y empoderar decididamente las iniciativas específicas y aportaciones diversas de todos los miembros de nuestra comunidad.

La justicia es el resultado de la implementación práctica de principios equitativos. Por ello, al “hacer justicia”, insistimos en que se tomen en serio las ideas de todos, en particular las de quienes no forman parte de la mayoría. El compromiso por la justicia exige un esfuerzo adicional para considerar debidamente los intereses y el bienestar de todas las personas. La justicia requiere la creación de un sistema que garantice que nuestra comunidad va más allá del mero acceso a medios, beneficios, experiencias y servicios académicos. Debemos analizar concienzudamente y, cuando sea necesario, cambiar potencialmente políticas y procedimientos para asegurarnos de que su aplicación no tenga un efecto nocivo o dispar injustificado.

Está claro que la equidad y la justicia son fundamentales para una democracia sostenible y para la misión de la Universidad. Esta unión de equidad y justicia pone de relieve nuestras iniciativas proactivas destinadas a garantizar un tratamiento equitativo, practicar una cultura de atención a las necesidades, así como reconocer y corregir injusticias que han existido en el pasado o que todavía persisten. Con tal fin, el compromiso de Occidental por la equidad y la justicia reconoce la historia de la Universidad, su actual clima institucional, al igual que sus aspiraciones de lograr un futuro productivo y armonioso. La meta de lograr equidad y justicia de la Universidad no la define un resultado o destino fijo, sino que es un proceso continuo en el que participa toda la comunidad.


Una Agenda de Equidad y Justicia en Occidental College

Nuestra meta/ambición

Establecer y mantener en Occidental un entorno educativo en el que todos los estudiantes, personal y profesorado se sientan incluidos y valorados, y en el que puedan encajar, progresar y sobresalir.

Visión/Principios

Imaginamos una Universidad en la que la Equidad y la Justicia:

  1. Estén entrelazadas con la excelencia académica.
  2. Estén imbuidas en el trabajo diario y en la vida del profesorado, el personal y los estudiantes.
  3. Estén reconocidas como principios institucionales esenciales que conforman el modo en que llevamos a cabo la misión de la Universidad y afectan la manera en que determinamos la visión del futuro de la Universidad.
  4. Sean fomentadas a través de asociaciones mutuamente beneficiosas en y con la ciudad de Los Ángeles y sus comunidades circundantes.
  5. Sean promovidas y sustentadas por la administración de la Universidad, dado que su liderazgo en estos asuntos es de vital importancia.
Estructura de esta Agenda

Esta Agenda de Equidad y Justicia consta de tres secciones, cada una de las cuales incluye varios objetivos que pretendemos desarrollar y sustentar. Dichas secciones son: Contratación y retención, Cultura y comunidad, y Docencia y aprendizaje. La Agenda de Equidad y Justicia señalará áreas de inquietud en cada una de dichas secciones. En la medida de lo posible, produciremos tableros informativos y datos sobre cada una de estas áreas para que nos podamos comunicar con transparencia acerca de cómo nos están yendo las cosas, evaluar qué marcha bien y determinar qué aspectos debemos, claramente, mejorar.

Áreas de enfoque
Contratación y retención

Para nuestras metas académicas resulta esencial contar con una mayor representación a todos los niveles de la Universidad, desde la Junta Directiva hacia abajo. Es necesario instaurar sistemas de apoyo para asegurarse de que las Personas Indígenas, Negras, de Color (BIPOC, por sus siglas en inglés) y otros grupos infrarrepresentados puedan prosperar.

  1. Incrementar la diversidad de la Junta Directiva: Esta iniciativa reconoce el papel clave de liderazgo que desempeña la Junta y la importancia de su compromiso por la Equidad y la Justicia como parte de la misión general de la Universidad. La Junta cuenta ahora con un subcomité del Comité de Nominaciones y Gobernanza sobre Diversidad, Equidad, Inclusión y Justicia (DEIJ), el cual considerará intencionalmente estos asuntos y su importancia fundamental para el futuro de la institución. Las recomendaciones de este grupo se incorporarán a la contratación y retención ya en marcha de un grupo diverso y calificado de miembros de la Junta Directiva.
  2. Incrementar la diversidad del profesorado: Identificaremos y contrataremos al mejor profesorado en cada campo y entendemos que la diversidad y la excelencia van de la mano. Debido a las próximas jubilaciones y a la consiguiente búsqueda de profesores, Occidental tendrá la gran oportunidad de añadir personas diversas, de gran talento y capacidad, en representación de una diversidad de todo tipo, incluida la de pensamiento. Se requerirán múltiples estrategias en las distintas disciplinas para contratar a más profesorado de color e infrarrepresentado. Será preciso el empleo de nuevas estrategias de contratación y un continuo esfuerzo para reducir la parcialidad en los comités de búsqueda de candidatos.
  3. Retención del profesorado: Para mejorar nuestra capacidad de retención de nuestros excelentes profesores, incluidos los miembros del grupo de Personas Indígenas, Negras, de Color (BIPOC), tendremos que asegurarnos de que Oxy sea un entorno propicio para su erudición y su vida cultural. También significa que el volumen de trabajo y el equilibrio entre servicio, investigación y docencia se mantenga de un modo productivo.
  4. Incrementar y mantener la diversidad de los estudiantes: Oxy cuenta con un cuerpo estudiantil diverso, aunque podemos hacer aún más por reclutar estudiantes infrarrepresentados, estudiantes de primera generación y estudiantes provenientes de familias de ingresos medios y bajos. En este aspecto nos hemos propuesto incrementar la ayuda económica disponible mediante la recaudación de fondos para becas (una de las prioridades clave de The Oxy Campaign For Good) con el fin de explorar nuevas tácticas destinadas a identificar, reclutar y conseguir estudiantes. Esta iniciativa requerirá la participación de los estudiantes actuales, profesores, personal y exalumnos.
  5. Facilitar la retención y el apoyo de los estudiantes: Reclutar a un cuerpo estudiantil diverso es solo un primer paso; es esencial crear una cultura de atención que preste un apoyo efectivo a todos los estudiantes durante sus cuatro años en Oxy. Y, como indican los datos, los estudiantes marginados podrían necesitar apoyo adicional.
  6. Contratar a un personal diverso: El personal desempeña un papel esencial, y a veces no lo suficientemente reconocido, en la Universidad. En su conjunto, el personal de Oxy es bastante diverso. Sin embargo, debemos asegurarnos de que la diversidad y la representación estén presentes en todos los departamentos y a todos los niveles, incluidos los estamentos de líderes de supervisión, departamentos y altos líderes.
  7. Retener a un personal diverso: Muchos miembros del personal de Occidental llevan trabajando aquí 10, 20 y hasta 30 años. No obstante, debemos seguir esforzándonos por garantizar la retención de personal a todos los niveles y que todos los miembros del personal sientan que hay oportunidades de avance y desarrollo profesional. Llevaremos a cabo una encuesta sobre la atmósfera laboral entre los miembros del personal para entender mejor sus inquietudes.
Cultura y comunidad

Crear una atmósfera en el campus en la que todos los miembros sepan que son aceptados y que forman parte de la institución. Crear un entorno en el que se dialogue abiertamente sobre temas difíciles, se respeten las diferencias, y se identifique y entienda el privilegio y sus implicaciones.

  1. Desarrollar conversaciones en la comunidad, documentar la historia y crear espacios de valentía: Brindaremos oportunidades en el campus para que los estudiantes, personal y profesorado dialoguen sobre temas difíciles con respeto y reconocimiento de las diferencias. Esto incluye mantener nuestro compromiso por la libertad de expresión. También fomentaremos proyectos que reflejen y se nutran de nuestra historia aunque tengamos la mira puesta en el futuro. Se necesitan espacios en los que los grupos puedan reunirse y celebrar en comunidad, donde los estudiantes noten que se les respalda. El Intercultural Community Center (Centro Comunitario Intercultural), el más visible de dichos espacios, requiere apoyo adicional para gestionar su creciente alcance.
  2. Seguridad en el campus: Aunque el equipo de seguridad del campus de Occidental no es un cuerpo policial juramentado, el debate nacional sobre la policía no ha hecho sino reforzar nuestro compromiso para examinar la interacción entre los miembros de la comunidad y el equipo de seguridad del campus. Exploraremos oportunidades para mejorar la manera en que la seguridad del campus sirve a la comunidad del campus, así como formas de desarrollar y mantener relaciones más sólidas entre agentes y miembros de la comunidad. Para ello será necesario que el Comité Asesor de la Seguridad del Campus adopte y mantenga un papel activo.
  3. Incrementar la atención prestada a la salud mental: Garantizar el apoyo en temas de salud mental para todos nuestros estudiantes es crucial para fomentar los lazos comunitarios y la sensación de pertenencia. Al establecer este tipo de programas, prestando atención a una perspectiva crítica de equidad y justicia, se reconoce y se responde al hecho de que los problemas de depresión y ansiedad han afectado desproporcionadamente a los estudiantes de color, así como a los de primera generación y de bajos recursos.
  4. Promover la diversidad en las actividades deportivas: Las actividades deportivas forman parte integral de la experiencia de los estudiantes. Este semestre hemos puesto en marcha la Comisión de Actividades Deportivas de Occidental College (OCCA) con el fin de explorar temas de diversidad y competitividad en el terreno de los deportes. Además, el Título IX y el equilibrio de género serán elementos fundamentales en la revisión de la comisión.
  5. Proporcionar estructuras de apoyo económico permanentes y de emergencia: Las ayudas económicas, lamentablemente, no son suficientes para cubrir las necesidades económicas personales de todos los estudiantes y esto puede afectar la sensación de comunidad y de pertenencia de los estudiantes. Se están preparando dos iniciativas financiadas con donaciones, las cuales representan un inicio prometedor en esta área: el Fondo de Ayuda para Oportunidades, destinado a estudiantes provenientes de ámbitos de bajos recursos y el Fondo de Éxito para Estudiantes Afroamericanos e Infrarrepresentados (AAUSS) liderado por la Organización de Exalumnos Negros. El AAUSS proporciona fondos para fomentar el éxito académico y en la vida de estudiantes afroamericanos y estudiantes infrarrepresentados.
  6. Fortalecer la experiencia residencial y continuar con las comunidades residenciales temáticas: Las Comunidades Residenciales Temáticas (TLC) son un componente importante de la experiencia residencial en Occidental. Los estudiantes pertenecientes al colectivo LGBTQ+, Latinx, isleños asiáticos del Pacífico y los estudiantes interesados en residencias libres de sustancias adictivas se han beneficiado de las TLC, las cuales promueven, no la separación, sino el sentimiento de pertenencia y de comunidad. Las TLC no son espacios cerrados sino abiertos a cualquier persona que quiera participar en el tema residencial. Actualmente estamos explorando la creación de una nueva TLC para estudiantes negros, entre otras.
  7. Poner en contacto a los grupos de afinidad de exalumnos con la Universidad y los estudiantes actuales: Ya hay una energía y apoyos significativos de parte de los grupos de afinidad de exalumnos. Los exalumnos han preguntado: “¿Cómo podemos ayudar?” Análogamente, los estudiantes desean conectar con los exalumnos para establecer contactos profesionales o para recibir asesoramiento por miembros de un grupo de afinidad similar, quienes pueden ofrecer orientación y apoyo. La Universidad puede fomentar y facilitar estas conexiones.
Docencia y aprendizaje

Establecer y mantener aulas en las que cada estudiante, así como cada miembro del profesorado, se sienta a gusto y pueda realizar un trabajo óptimo. Cada estudiante debe tener acceso a cada una de las especialidades universitarias ofrecidas en Oxy.

  1. Revisión del currículo de Equidad y Justicia: ¿De qué manera brinda nuestro currículo general a los estudiantes un fundamento en equidad y justicia? Los departamentos ya están considerando, o considerarán, no solo cómo pueden abordar el racismo en sus currículos y en los requisitos de las especialidades sino también cómo funcionan dentro de su disciplina los temas de diferencia y diversidad.
  2. Mantener aulas inclusivas: Tenemos que estar seguros de que cada aula sea inclusiva y esté abierta a todos los estudiantes, al margen de su raza, identidad de género, sexualidad, nivel socioeconómico, creencias religiosas, ideología política, situación inmigratoria o si tienen diferencias relacionadas con sus habilidades. El profesorado, al igual que los estudiantes, debe pensar que el aula es un espacio intelectual abierto y desafiante. La labor del Center for Teaching Excellence (Centro para la Excelencia en la Enseñanza) será vital en esta área e incorporaremos el aprendizaje del Estudio Integral del Diversity and Equity Board (Consejo de Diversidad y Equidad) de ASOC y la Lista de verificación de equidad del DEB.
  3. Respaldar la experiencia de los estudiantes de primera generación: Aquellos estudiantes que son los primeros miembros de su familia en cursar estudios universitarios suelen necesitar estructuras de apoyo adicionales. Se ha creado una Coalición de Primeras Generaciones, compuesta por personal y profesorado, con el objetivo de asesorar y trabajar con estudiantes de primera generación. No obstante, debemos explorar formas de incrementar la atención en esta área por medio de dotación de personal y/o recursos adicionales.
  4. Respaldar un acceso tecnológico equitativo: Las inequidades graves en acceso tecnológico afectan el aprendizaje de los estudiantes y la formación en conocimientos digitales. La solución a largo plazo implicará la exploración de recursos de acceso abierto, así como la inclusión de otros apoyos adicionales para recursos de software y en línea en los programas de ayuda económica.
  5. Cultivar la equidad en ciencias: La secuencia introductoria de ciencias ha sido un lugar problemático para los estudiantes BIPOC, los de primera generación y los que provienen de escuelas preparatorias con recursos insuficientes. Son muchas las iniciativas ya en marcha en esta área que necesitan apoyo. Actualmente, un grupo de estudiantes de color cuya especialidad universitaria se engloba en la categoría STEM está trabajando con profesores de ciencias naturales para desarrollar un programa de este tipo. Tenemos que examinar en qué medida nos es posible amplificar las iniciativas ya en marcha y/o invertir en programas adicionales para ayudar a los estudiantes a cursar especialidades STEM.
  6. Capacitación sobre parcialidad y desarrollo profesional: Es necesario un desarrollo profesional y educación continuos para el profesorado, personal, estudiantes y miembros de la Junta Directiva en relación con la equidad y la justicia. El contenido y enfoque de un programa así, no obstante, variaría dependiendo de las necesidades de un grupo en particular. Esto nos permitirá poder abordar diferencias, crear un entorno de respeto mutuo y practicar la empatía.
  7. Crear un LA Compact: Estar situados en Los Ángeles, una ciudad de diversidad dinámica, nos alienta a establecer relaciones mutuamente beneficiosas y oportunidades de aprendizaje práctico en la ciudad. Esto incluye un mayor desarrollo de nuestros programas Upward Bound, Neighborhood Partnership e InternLA.

Contacto para asuntos de Equidad y Justicia

Intercultural Community Center
1501 Campus Road
Los Angeles, CA 90041

Teléfono: (323) 259-2522
Fax: (323) 550-1961
icc@oxy.edu